La adenda ministerial, aprobada por la Bicameral, dejó en “saldo cero” los gastos de inversión de once unidades académicas, incluido el Rectorado, a excepción de Ciencias Médicas que mantiene a Clínicas.

En su afán por ahorrar, el Poder Ejecutivo arriesga la calidad educativa de once facultades de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), debido a una reasignación presupuestaria que incluyó el Ministerio de Hacienda en su adenda enviada a la Comisión Bicameral de Presupuesto. “La semana pasada nos encontramos con la sorpresa de que todos los gastos de inversión de once facultades, más el Rectorado y sus institutos, dejaron a cero y todos esos montos descontados le incluyó a Medicina”, expuso Abel Bernal, rector de la UNA.

Se trata de una reprogramación presupuestaria que asciende a G. 14.000 millones y que suprime –de un tajo–, por citar, poco más de G. 1.200 millones a Ingeniería y cerca de G. 2.200 millones a Politécnica (ver info).
Esas dos casas de estudios, a priori, son tomadas como estratégicas para el desarrollo social y económico del país.

Indolencia. La reasignación se aplicó sobre gastos de inversión física y compra de equipamientos.

El rector refirió que pese a que durante una semana cada decano expuso las necesidades que tiene en sus respectivas instituciones durante una mesa de trabajo a un equipo técnico de Hacienda, “movieron los recursos hacia Medicina” antes que conceder la ampliación requerida por la UNA.

En palabras de Bernal, esto deja “desamparadas” a las facultades de la UNA, en razón de que se trata de inversiones programadas este año; incluso algunas con licitaciones en marcha, cuya ejecución está prevista para el año entrante.

“Hay licitaciones, se adjudicaron ya este año y se va a pagar el año que viene; eso queda en el vacío como también la compra de equipamientos”, apuntó.

Reposición. Los doce decanos hicieron causa común y enviaron una nota a la Cámara de Diputados y a la de Senadores solicitando la reposición presupuestaria a cada unidad académica. “De carecer la UNA de esos fondos se pondrá en peligro la calidad de la educación al solo fin de ahorrar al Estado en desmedro del porvenir de la Nación”, reza el comunicado. “Tenemos la esperanza de que Diputados pueda rever esta situación”, expresó Bernal, pues cada facultad tiene proyectos en ejecución con contratos plurianuales que serán afectados.

Indicó que esta reasignación afecta a la culminación de obras y compra de equipos de laboratorios, “de vital importancia para el desarrollo de actividades académicas para cumplir las exigencias de los pares evaluadores”, para la acreditación de carreras ante la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior (Aneaes).

Esperamos sus Comentarios mas abajo...

Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...