Resumen: este es un post que viene a rematar la serie de post anteriores sobre como cobrar Anteproyectos, como cobrar 2d y 3d en el rubro de la Arquitectura, tome prestado algunos párrafos de un post sobre Servicios de Diseño, que realmente son muy similares a los servicios de Arquitectura, no así de Construcción.

Cualquier Profesional que pretenda vivir de su Arte, y que principalmente preste un servicio, debería tener en claro muy bien el por qué de lo que cobra, de lo contrario podría enfrentarse a diversos problemas, como no alcanzarle el dinero para vivir dignamente, hasta generar una marca personal pobre de servicios baratos y por ende perder trabajos importantes.

En líneas generales todas las personas que trabajamos de forma independiente, cometemos el mismo error al comenzar nuestras actividades: “cobrar barato”. Quizás se deba a que en el afán de conseguir nuevos clientes bajamos nuestros precios para poder lograr mayor aceptación, el problema de esto es que sólo produce el efecto contrario.

Una de las estrategias del Marketing, es el Marketing de tracción, cuando una empresa ingresa al mercado baja sus precios para captar nuevos clientes, y luego en un punto de equilibrio los aumenta, pero nunca los deja bajos si su objetivo es el retorno de la inversión, pero las empresas que logran posicionarse en un mercado y triunfar, tienen un presupuesto publicitario mucho mayor al que cualquier Profesional independiente pensará invertir para revertir la situación.

Estas son las 5 patologías que deben conocer si optan por «cobrar barato»:

  1. Clientes de baja calidad. Una constructora, inmobiliaria o un inversor particular que no esté dispuesto a gastar una cifra significativa en, por ejemplo, el desarrollo de un Anteproyecto que explote de la mejor forma el entorno, y la necesidad para el cual es proyectado, es un cliente golondrina. Un cliente Arquitecto o Ingeniero, que busque una visualización 3D de su Anteproyecto y les diga lo necesito para mañana, o les diga haceme barato asi nomás, es un cliente que no valora nuestro trabajo ni el suyo, y anda repartiendo Anteproyectos gratis por doquier. Hay cosas que las personas deberían tener en conocimiento que cuestan dinero, y que estas escatimen recursos en estas áreas, se traduce que esta misma mentalidad la llevaran a otros aspectos.
  2. Clientes golondrina. Alguien que pague 100mil por una vista 3d o 200 mil por un proyecto CONAVI, de seguro nos abandonara a la primera, por ejemplo si nosotros le cobramos 200mil por un trabajo anterior nos reemplazara sin dudar ante una oferta de menor valor para un trabajo futuro. Este tipo de relaciones comerciales tienden a ser de corta duración, y terminan generando más desgaste que otra cosa, por lo que no las recomiendo para nada.
  3. Mayor estrés. Los trabajos que cobré mal en visualizaciones, fueron los que más problemas me trajeron, ya sea porque el cliente exige como si estuviese pagando una fortuna, hace cambios indiscriminados y obviamente no le cobramos extra porque pensamos que es nuestro trabajo también convertirse en un empleado asalariado de 100mil Gs mensuales, o porque cuando de rebote alguien te comenta que vio un trabajo tuyo que le hiciste a fulano, sonrojado “eee si lo hice en un flash, por eso no quedo tan lindo”, te recomendará en el futuro este fulano para trabajos importantes? no lo creo…
  4. No genera confianza. Particularmente del lado del cliente, supongamos que nos piden un presupuesto por un trabajo de visualización o digitalización 2d o 3d, y mi presupuesto es el más económico de todos los presentados, si el cliente es serio o importante, lo más probable que ocurra es que deseche el nuestro, “si cobra tan poco no debe ser muy bueno el resultado?”
  5. Devaluamos nuestro servicio y el del resto de los colegas. Ya comentado en un post anterior el si cobramos barato nos jodemos todos, además los que trabajamos de forma independiente gozamos de la ventaja del boca a boca (marketing viral) de forma exponencial, por lo que si nos hacemos la fama de “económicos” luego será muy difícil de remontar esta imagen.
    Estos son algunos de los motivos por los que recomiendo encarecidamente cobrar lo que corresponde un trabajo. Obviamente uno puede tener atenciones con el cliente, pero nunca regalar el trabajo.

 

Autor/es:

Loading Facebook Comments ...
Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...