Por fin, hace rato tenía que haber empezado


Ayer se dio inicio oficial de la construcción de la avenida Costanera de Asunción. Las autoridades nacionales destacaron que el proyecto se concreta como símbolo del consenso político y nacional.

Con la palada inicial realizada durante un acto oficial en el patio posterior del Palacio de Gobierno, que linda con la costa del río Paraguay, arranca el proyecto de construcción de la avenida Costanera que dotará a la ciudad de Asunción de una franja costera.

La obra, que representa la reconciliación de la capital del país con el río, fue presentada por las autoridades nacionales como el producto de un consenso político y nacional que abre una brecha de esperanza en la construcción de un mejor Paraguay.

Durante el acto, ambientado por una agradable brisa que soplaba desde el río, el presidente de la República, Fernando Lugo, destacó que la obra no solo será un complejo arquitectónico, sino un aporte al proceso cultural de acercamiento, integración y construcción social.

Añadió que será un testimonio del Bicentenario, y al reconocimiento de que se pueden construir acuerdos sobre cosas que separan.

Al respecto, instó a evitar priorizar el proonismo personal o del Gobierno en aras de la ejecución de acciones que beneficien a todos.

Mencionó que él es un privilegiado que todos los días puede ver la ribera, pero ahora todos los ciudadanos lo podrán hacer.

El mandatario también manifestó que «el proyecto es un legado histórico y estético que no descuida el aspecto social, ya que plantea diversas acciones previas y prospectivas, que otorgan especial relevancia a la suerte de las familias asentadas en el área de influencia».

CONSENSO. La intendenta de Asunción, Evanhy de Gallegos, indicó que la obra es la suma de los trabajos elaborados por los sucesivos intendentes y que representa la decisión política de beneficiar al país.

Teniendo como telón de fondo el paisaje de la bahía, el ministro de Obras Públicas, Efraín Alegre, recalcó que la construcción de la avenida se constituye en una solución vial para la ciudad, que actualmente tiene críticos problemas en los accesos y que va a generar empleos para los pobladores de la zona.

«Esta obra representa el símbolo de un consenso que debemos trasladar a otras cuestiones de Estado y significa que nace la esperanza de un Paraguay donde todos luchamos juntos», afirmó.

El presidente del Congreso, Miguel Carrizosa, manifestó su deseo de contar con las obras del Parque Bicentenario terminadas para el próximo año, de manera a realizar la celebración de los 200 años de Independencia de cara al río.

Al acto fueron invitados los ex intendentes Porfirio Pereira Ruiz Díaz, José Luis Alder, Carlos Filizzola, Martín Burt y Enrique Riera, pero solo asistió Pereira.

La bendición de las obras estuvo a cargo del arzobispo de Asunción, monseñor Pastor Cuquejo.

Tras el acto de la palada inicial y descubrimiento de un monumento conmemorativo, se ofreció una exhibición de paracaidismo y luego las autoridades nacionales realizaron un corto recorrido en lancha.

Los trabajos están a cargo de la empresa T y C SA, adjudicada por el Ministerio de Obras Públicas, y operativamente se inician en terreno mañana.

Datos técnicos

kilómetros será la extensión de la avenida que unirá las calles Colón y General Santos.

millones de dólares es el monto de la inversión aprobada por Hacienda en el Presupuesto 2010.

7,5

metros de ancho tendrá cada mano de la avenida, que en total medirá 15 metros de ancho.

metros de ancho tendrá el paseo central y se construirán veredas de 5 metros en ambos laterales.

100

metros tendrá la base en la franja de dominio y 40 m en el coronamiento.

500

metros de longitud tendrá el mirador que se construirá en la bahía, abarcando desde 14 de Mayo hasta Independencia Nacional.

meses es el plazo de ejecución de las obras.

empresas participaron de la precalificación en el proceso de licitación, 18 de ellas reunían las condiciones exigidas, pero 17 se presentaron al proceso de licitación.

IMPACTO

1.000

ciudadanos irán sumándose a los trabajadores que estarán vinculados con el proyecto, en la primera etapa.

5.000

personas que conforman los núcleos familiares de los que trabajarán en la megaobra serán beneficiados.

obreros no calificados serán contratados por la empresa constructora.