La producción de hormigón elaborado, en lo que va del año, tuvo un incremento del 35% con relación al 2012, según datos del gremio de este sector, pero ese ritmo fue frenado por las fluctuaciones en la provisión de cemento de buena calidad, así como por la paralización de obras del Estado.

a Cámara Paraguaya de la Industria del Hormigón Elaborado (CAPIHE) espera que para fin de año el renglón vuelva a tener el dinamismo de años anteriores, ya que emplea, directamente, a más de 500 personas, cantidad que, según estiman, superará 800 en 2014.

El ingeniero Antonio Aranda, presidente del gremio, señaló que algunas trabas de esta industria son la falta de cemento de calidad, controlada y certificada, que ayude a desarrollar y hacer frente a la gran demanda de nuevas tecnologías en el hormigón; la desaceleración de la industria generada mayormente por la paralización de las obras públicas y la alta incidencia del volumen de hormigón preparado a mano y no en centrales automatizadas, inclusive realizadas por las grandes empresas sin control técnico especializado, utilizando técnicas de aproximación de medición por volúmenes y no por peso, en las grandes obras.

En ese sentido, agregó que debería aplicarse políticas de Estado de control de calidad para que el sector se desarrolle aún más.

“Las instituciones reguladoras, llámese INTN (Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología), MIC (Ministerio de Industria y Comercio) y en especial las impulsoras de los grandes proyectos de infraestructura, como el MOPC (Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones), deberían no solo exigir claramente en los pliegos el tipo de hormigón a utilizarse, sino también los controles técnicos y la cantidad de muestras necesarias que garanticen la resistencia característica especificada, para cada estructura”, subrayó.

Sustentabilidad

Además, es necesario el desarrollo de la industria del concreto que atienda las necesidades del presente, sin comprometer las del futuro y, considerando que el cemento es responsable del 5% a 6% de toda la emisión de CO2 del planeta; entonces, ¿por qué no controlar el hormigón o el cemento desde un punto de vista de sustentabilidad?, preguntó.

“¿Cómo el cemento o el hormigón pueden contribuir a ese futuro sustentable? ¿Cómo caminar con dirección a la sustentabilidad en las estructuras del hormigón elaborado? Actuando sobre la eficiencia de los materiales con que cuenta nuestro país; empleando agregados reciclados, usando hormigones autocompactables, de elevada vida útil y alta resistencia. ¿Cómo mitigar las emisiones de CO2? con eficiencia energética, combustibles alternativos, adiciones al cemento y la captura y aprisionamiento de carbono”, resaltó.

Sobre las proyecciones dijo que el análisis de cara al futuro es muy positivo, con un aumento en las inversiones en infraestructura, que se traducirá en una creciente demanda de insumos.

Avances del sector

En la industria del hormigón elaborado en plantas se están observando síntomas de cambio de paradigmas, con avances muy importantes en la tecnología; en los equipos y maquinaria que impactan en la calidad, velocidad y durabilidad de las estructuras de las construcciones.

Esta nueva tecnología permite el ahorro sobre productividad, así como en la disminución de desperdicios de las construcciones (que en una obra, sin mucho cuidado y control, puede llegar a alcanzar hasta un 30% de los materiales empleados).

Fuente ABC

Autor/es:

Loading Facebook Comments ...
Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...