Darío IbargüengoitiaEl ahorro de energía, la correcta separación de residuos, el cuidado del agua que se consume y la búsqueda de materiales regionales en la construcción de viviendas, forman parte de recomendaciones para constituir una vivienda digna de ser habitada, a criterio del ingeniero Darío Ibargüengoitia, presidente de la organización Sustentabilidad para México (Sume).

El profesional habló sobre Sustentabilidad en viviendas unifamiliares y multifamiliares, en el marco del evento BuildGreen 2014, primera exposición de materiales y servicios del sector de la construcción con criterios sostenibles.

A nivel de Latinoamérica, el experto mencionó que la población cada vez se está urbanizando más, al dejar el ámbito rural y permitir la concentración de más cantidad de habitantes en capitales y ciudades principales. El desafío, en ese sentido, es –a criterio de Ibargüengoitia– brindar viviendas dignas y sostenibles a las nuevas poblaciones, sobre todo del segmento de los trabajadores.

“Pensamos en la sostenibilidad usando materiales reciclados, pero a veces olvidamos la parte de duración, lo durables que pueden ser. No por ser ambientalistas nos aseguramos de ser sustentables”, explicó con respecto a que cuando uno compra una casa, está adquiriendo un patrimonio a ser utilizado por muchos años y que incluso quedará para los hijos.

Pensamos en la sostenibilidad usando materiales reciclados, pero a veces olvidamos la parte de duración, lo durables que pueden ser. No por ser ambientalistas nos aseguramos de ser sustentables

Según especificó, para las viviendas hay que buscar materiales regionales, con aislantes, ya que se prefiere más la climatación con aire acondicionado o calefacción, pero lo ideal es no consumir mucha energía (no dejar encendido el horno microondas o los cargadores de celulares, por ejemplo), de tal forma también a reducir emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera.

El experto apuntó que en México, su país de origen, existe un Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda para los trabajadores, que empezó con una hipoteca verde, al contratar un crédito, si el beneficiario ponía elementos sostenibles, pagaba menos.

Fuente UHora

Autor/es:

Loading Facebook Comments ...
Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...