El barco de Teseo


Quizás la analogía más usada con la ciudad es en relación al cuerpo humano, consideremos la ciudad como el cuerpo y los bienes patrimoniales la memoria.

La idea en síntesis para que cualquiera comprenda: ¿es importante tu memoria o puede ser demolida y borrada?

La futura demolición del edificio histórico ex Molino San Luis de casi 100 años de antigüedad, ocasionó nuevamente una catarata de críticas a una Municipalidad que solo importa el negocio. Este edificio funcionó como provista y luego fue una ferretería muy conocida, se encuentra implantado en un barrio de la capital asuncena donde las colonias italianas se asentaron en su venida al Paraguay.

«La arquitectura refleja los condicionantes de los períodos políticos: la continuidad de las tradiciones tecnológicas y espaciales de la colonia con Francia y la transición hacia el clasicismo italiano bajo López. Al comienzo veremos pequeños cambios en las técnicas constructivas con el reemplazo paulatino de las estructuras madereras por estructuras portantes de mampostería» (Gutiérrez 1983)

Aunque es cierto que la edificación está obsoleta y abandonada, no quiere decir que cualquier uso será adecuado, menos la tabula rasa. Es preciso encontrar y aplicar usos compatibles a nuestro patrimonio, el que invierte en una Gasolinera también puede invertir en un Edificio de Viviendas que tanto hace falta, se necesitan incentivos, directrices e ideas para invertir en el patrimonio por parte de la SNC y de la Municipalidad.

¿Qué hacer con los edificios patrimoniales?

Si bien no hay recetas, poseer un edificio valioso para la comunidad resulta un castigo para el propietario. Referentes internacionales demuestran que la intervención estatal es fundamental, no solo en materia económica, sino en normativas de inversión, y exoneraciones de impuestos y contribuciones, se deben flexibilizar las normativas, la ley 5621 de patrimonio es generalista y debe ser actualizada.

Proponer la exoneración de impuesto a la construcción de edificios de viviendas que conserven fachadas históricas y fomentar la densificación de la ciudad es primordial, intervenciones parasitarias o fachadismos son preferibles que la tabula rasa, también se podría trasladar el factor de ocupación de suelo o de construcción a otro inmueble del mismo propietario.

Otro tema a debatir es ¿Cómo diseñar o componer sobre la obra antigua?

Existe un consenso difundido de que lo nuevo debe diferenciarse claramente de lo existente, y por otro lado, también definir ¿cuánto porcentaje de lo existente se puede modificar? por ejemplo, para accesos vehiculares y peatonales en intervenciones que necesiten estacionamientos.


Torre Hearst, Nueva York – Norman Foster


Edificio CaixaForum de Madrid, rehabilitación por Herzog & De Meuron

Cada intervención sobre el patrimonio, sin diferenciar entre industrial, clásico, urbano, etc. se debe proceder con respeto y sensibilidad, porque tenemos la obligación moral y civil de poder dar a conocer la historia a nuestros hijos a través de lo que proyectamos.
Los criterios dogmáticos y fundamentalistas sobre cómo intervenir el patrimonio arquitectónico han ocasionado el abandono y deterioro del objeto, en una ciudad donde todos salimos perjudicados.

Arq. Nicolás Morales Saravia
Arquitecto y Docente FADA UNA
M.E.S.
Especializado Arquitectura y Medio Ambiente (USAL) / LEED GA / PATOLOGÍAS
@bioconsarquitectos

Ejemplos de intervenciones a edificios patrimoniales.