Acompañar las inversiones extranjeras con infraestructura pública, es obligación para las municipalidades.


Según reciente publicación del diario argentino La Nación en un artículo sobre las inversiones en Paraguay, indica: Una economía en crecimiento, sin inflación, con reglas de juego claras y un clima de negocios favorable hicieron que la plaza paraguaya se convirtiera en el destino de moda para empresarios de la Argentina y del resto de la región.

Lamentablemente para los asuncenos estas inversiones no han reflejado una mejor calidad urbana, los espacios públicos continúan degradados, veredas, plazas, parques y calles han empeorado, la infraestructura en general no ha mejorado, ni que hablar del transporte público obsoleto e ineficiente, que no ayuda a la descongestión del tráfico, todo esto sumado al calor intenso de fin de año, donde la isla de calor aumenta año a año, a causa de la depredación ambiental.

Los municipios deben aprovechar la captura de plusvalías urbanas para el desarrollo de las ciudades, es obligado investigar y desarrollar un instrumento complementario a la recaudación tradicional, ya que el impuesto inmobiliario es insuficiente para acompañar el crecimiento urbano, apenas alcanza para pagar sueldos en un estado que no se achica pese a las demandas. El primer paso una ley que permita apalancar recursos para invertir en nuestras ciudades, para que gobiernos locales prevean el autofinanciamiento con políticas e ideas innovadoras de recuperación de plusvalías mediante alianzas y estrategias con los ciudadanos.

El impuesto inmobiliario data desde el comienzo de la organización urbana, el mismo corresponde históricamente un porcentaje muy bajo de la recaudación total de impuestos, aunque ha ido en aumento debido a políticas de actualización catastral, pero no es suficiente, el centro de Asunción sigue tributando mucho más que las zonas más exclusivas de la capital y continúa abandonado.

El Decreto N° 6541/2021 actualizó los valores fiscales inmobiliarios del servicio nacional de catastro del Ministerio de Hacienda, pero aún sigue habiendo grandes diferencias impositivas que no condicen la realidad.

Las plusvalías producidas por acción del estado en cuestiones de mejoramientos o revitalizaciones urbanas, pueden ser capturadas mediante estrategias de compra anticipada de tierra o mediante consensos de barrio, por ejemplo en prorrateo de impuestos a las propiedades beneficiadas por tales acciones, donde un 50% de propietarios dan aprobación y respaldo de dichas infraestructuras.

Otro punto esencial es la morosidad o imposibilidad de cobro de impuestos, las multas por falta de pago son altas pero se blanquean para favorecer la puesta al día, esto también debe cambiar.

Cualquier ciudadano pagará debidamente un plus en su impuesto, si le acondicionan la plaza del barrio con iluminación moderna, pavimentos nuevos, equipamiento, mantenimiento de verdes, juegos para niños, gimnasio, etc, un espacio público renovado que mejora la seguridad y revaloriza las propiedades del entorno inmediato.

Arq. Nicolás Morales Saravia
Arquitecto y Docente FADA UNA
Mag. E.S.U.
Especializado Arquitectura y Medio Ambiente (USAL) / LEED GA / PATOLOGÍAS
Miembro del Colegio de Arquitectos.
IG @bioconsarquitectos
TW NicolasMoralesS