Mas Arquitectura menos Real Estate. (27 de diciembre Día Internacional de la Preparación ante las Epidemias).


La Asamblea General de la ONU ha establecido el Día Internacional de la Preparación ante las Epidemias que se celebra el 27 de diciembre con el fin de resaltar la importancia de la prevención de las epidemias y la preparación y la colaboración para darles respuesta.

Los antecedentes de epidemias mundiales y cómo moldearon nuestras ciudades.

A mediados del S. XIV en la Europa medieval en medio de crisis y guerras surge la peste negra, alrededor de 48 millones de personas según fuentes mueren, un poco más del 40% de la población europea.

Junto a la revolución industrial y la problemática de la higiene en ciudades, arquitectos y políticos formulan propuestas de planificación y reestructuración urbana de los trazados medievales, como es el plan de Napoleón III y el Barón Haussmann alcalde de Paris, abre 12 mega avenidas, arrasando violentamente mercados, ferias y asentamientos, en 20 años de construcción crea parques públicos, infraestructura, cloacas y acueductos, teatros y homogeniza la arquitectura con normativas estéticas.

El cólera en Londres devastó la sociedad por la contaminación del río Támesis, remodelan y sanean el trazado urbano y espacios públicos, también en Barcelona con el plan del Ing. Cerdá que sirve para abrir las murallas de la antigua ciudad, buscando la descongestión y mejorar la higiene urbana, conocidas propuestas de Le Corbusier se hacen eco sumadas a un sinfín de utopías, resultado de esta crisis higienista.

Todas las ciudades latinoamericanas fueron influenciadas por éstas estrategias urbanas higienistas.

La pandemia ha inclinado la balanza hacia la buena Arquitectura sobre el Real Estate.

El tipo de la arquitectura que dicta el mercado es sobre la calidad de terminaciones y no mucho más es lo que vende, y no tiene nada que ver con la buena arquitectura.

El filósofo coreano Han en su Libro La Salvación de lo Bello se pregunta por el estado de la estética contemporánea, escribe: «Lo pulido, pulcro, liso e impecable es la seña de identidad de la época actual» la arquitectura banal, que se retuerce y brilla, la pornografía frente al erotismo, todo es explícito, no hay lugar para el velo, para la imaginación, esto es el Real Estate superficial y brillante, espacios mínimos o compartidos, acompañado de mensajes positivos de rentabilidad e inmediatez.

Venimos de una pandemia, las personas buscan recuperarse y reducir sus niveles de estrés, la arquitectura y la ciudad debe proveer espacios sanos y naturales, el lujo del pulido y las buenas terminaciones no cura ninguna herida.

En este sentido, toman considerable importancia ciertos elementos y criterios del diseño arquitectónico que deben ser actualizados en las normativas vigentes.

BALCONES Y TERRAZAS

La experiencia del confinamiento nos ha llevado a hacer un uso intenso de un espacio que recupera su función de conexión con el exterior, es necesario actualizar las normativas de obligatoriedad de un balcón por departamento.

Art. 294.- En los pisos altos los balcones de la fachada principal pueden volar sobre de la Línea de Edificación hasta 1.20 m. DESACTUALIZADO.

LA ILUMINACIÓN Y VENTILACIÓN

Una ventilación deficiente favorece los dolores de cabeza y agrava síntomas respiratorios. Además, los ambientes cerrados y la humedad pueden favorecer la transmisión de virus y bacterias. Si bien el reglamento de la construcción paraguaya obliga a tener ventilación directa, no especifica un cálculo mínimo.

Art. 318.- Las medidas de las mismas deberán estar acorde con la importancia local y en función a su utilización y dimensiones. DESACTUALIZADO.

LOS MATERIALES y EL ESPACIO.

La multiplicación de materiales importados, prefabricados y brillantes no se puede evitar, es causa del sistema económico actual, pero la pandemia evidenció que los espacios deben ser amigables con el medio ambiente, espacios que sanan, que armonizan y tienden al silencio y a la reflexión, espacios más naturales e iluminados.

Otro aspecto es la flexibilidad espacial, ya en 1924 el Arq. Schroeder en su Casa Rietveld proponía espacios que se modificaban mediante paneles corredizos, la combinación entre técnicas tradicionales estáticas y técnicas flexibles debe volverse una obligación para permitir múltiples actividades.

La forma sigue la higiene.

Parafraseando al arquitecto Louis Sullivan con su famosa frase, “la forma sigue a la función”, un principio de diseño funcionalista, la actualidad evidenció que el camino es la Arquitectura Sostenible, esto no quiere decir que hay que emular la naturaleza, no es explícito, la naturaleza es lenta, por tanto no puede resolver aún el problema de la vivienda o la construcción, la Arquitectura debe encontrar el equilibrio, entender los ciclos de la naturaleza y minimizar el daño.

La arquitectura de viviendas pretende conseguir el máximo lucro económico posible, y cualquier cosa que lo impida es un problema, incluido el respeto medioambiental.

El sector de la construcción es el responsable de aproximadamente del 50% del vertido de residuos y 38% del CO2 en todo el mundo (GlobalABC) (ONU). Estos datos ponen en evidencia que, si algo tiene que cambiar en nuestra sociedad, es el sector de la construcción.

Es primordial la necesidad de re-humanizar nuestras ciudades, la pandemia no solo reveló la necesidad de espacios abiertos, ventilados, bien iluminados, sino que evidenció la necesidad sicológica del intercambio social y contacto con la naturaleza.

Arq. Nicolás Morales Saravia
Arquitecto y Docente FADA UNA
Mag. E.S.U.
Especializado Arquitectura y Medio Ambiente (USAL) / LEED GA / PATOLOGÍAS
Miembro del Colegio de Arquitectos.
IG @bioconsarquitectos
TW NicolasMoralesS