La Privatización del Espacio Público en Paraguay, una tendencia en aumento.


La privatización del espacio público en Paraguay es una preocupante tendencia en aumento, evidenciada recientemente en la zona de Remansito-Villa Hayes, donde la empresa Talavera Gustale había comenzado la construcción de muros de contención en una playa pública para acceder a un Condominio Privado.

La construcción de estos muros no solo ha dejado sin acceso a la playa a pobladores de Remansito, sino que también ha violado la Ley Nº 3239/DE LOS RECURSOS HIDRICOS DEL PARAGUAY, la cual establece restricciones claras sobre las zonas adyacentes a los cauces hídricos. El Artículo 23 indica que el retiro hacia cualquier cauce hidrico debe ser de 5m en zonas urbanas y 10m en zonas rurales. Esto significa que hay un espacio definido a lo largo de los cauces hídricos donde las personas pueden caminar, disfrutar del paisaje y realizar actividades recreativas, donde no construir ni realizar actividades que restrinjan el acceso público.


Foto ABC.

Este acto de apropiación indebida del espacio público no es un hecho aislado, sino una manifestación más de la problemática urbana que afecta a muchas ciudades latinoamericanas. La expresión territorial del neoliberalismo o de populismos desarrollistas, impulsada por la incontenible financiarización de la economía mundial, ha dado lugar a políticas que priorizan el desarrollo privado sobre el bienestar de la comunidad.

Antecedentes de privatización y ocupación de los espacios públicos:

Meses atrás se evidenció un conflicto en la misma zona, donde 131 hectáreas de tierras del Ministerio de Defensa en la zona conocida como Jardines de Remansito, pretendieron ser privatizadas mediante un proyecto de expropiación de tierras, un sector privilegiado sobre el río Paraguay. Por presión mediática, desde la Procuraduría General de la República, iniciaron una demanda para recuperar lo que le pertenece al Estado paraguayo.

Otro ejemplo de privatización similar, son los bordes del Lago Ypacaraí, donde el 90 por ciento de las costas están en manos de clubes y particulares, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El año pasado 2023 la presión ciudadana y la prensa impidió que el Municipio de Asunción comercializara parte de su patrimonio público en la Costanera Norte para la instalación de una gasolinera, sector paisajísticamente sensible, donde debería proyectarse un corredor verde público de esparcimiento y preservarse de la lógica económica.

Conocida es la situación de algunas plazas públicas en la capital asuncena, ocupadas por parte del partido político Asociación Nacional Republicana (ANR), durante la dictadura stronista mediante seccionales (sedes partidarias), hasta ahora no se pueden recuperar.

Por último, y no menos preocupante, la constante ocupación de veredas principalmente por comercios que instalan carteles, letreros, mesas, sillas y productos de venta, obstaculizando el paso del peatón. Así como, la ocupación de retiros obligatorios por parte de viviendas y negocios tardíamente fiscalizados.

La construcción del muro en la playa de Remansito-Villa Hayes es una clara manifestación de la mercantilización y falta de regulación del desarrollo urbano. La empresa Talavera Gustale solo es un eslabón de la espiral descendente que representa la profanación de lo público, ignorando todas las restricciones legales y de bien común.

La profanación del espacio público:

Según teóricos urbanistas como Carlos de Mattos y David Harvey, la neoliberalización urbana se caracteriza por la desregulación, privatización y liberalización, así como el abandono de la planificación urbana racionalista. En este contexto, los proyectos urbanos se convierten en herramientas para atraer capitales externos, con escaso interés en mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

Los grandes proyectos de renovación urbana, presentes en las ciudades latinoamericanas, son impulsados por la lógica neoliberal de competitividad global. Estos proyectos transforman no solo la apariencia de espacios limitados, sino también barrios y municipios enteros, a menudo con consecuencias sociales significativas. En este proceso, los agentes inmobiliarios desempeñan un papel crucial, convirtiéndose en vehículos principales de acumulación de capital.

Zygmunt Bauman, sociólogo y filósofo polaco en sus libros «Modernidad líquida» y «La ética en la era de la incertidumbre», argumenta que la falta de estabilidad y coherencia en las instituciones ha debilitado la confianza en las normas y leyes. La corrupción, en este contexto, se convierte en una respuesta pragmática a un sistema que parece estar diseñado para beneficio de unos pocos en lugar del bien común.

Bauman también examina cómo la corrupción afecta la moralidad y la ética en la sociedad, erosionando la confianza y el sentido de responsabilidad individual y colectiva. Esta falta de respeto por las normas y leyes, según Bauman, puede llevar a una espiral descendente en la que la corrupción se perpetúa y se normaliza.

En conjunto, estos análisis resaltan la importancia de abordar tanto las causas estructurales como culturales de la corrupción y la privatización del espacio público en las ciudades latinoamericanas. Es esencial promover una planificación urbana más inclusiva y participativa, así como fortalecer las instituciones democráticas y fomentar una cultura de ética y responsabilidad para contrarrestar los efectos negativos de la neoliberalización urbana.

Un futuro indefinido:

En la actualidad, en la ciudad capital de Asunción, se están llevando a cabo diversos proyectos de renovación urbana, tales como la consolidación de la Costanera Norte, la culminación de la Av. Costanera Sur, el nuevo puente Héroes del Chaco y sus efectos sobre la urbanización de Nueva Asunción. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, los políticos en el poder tienden a especular y negociar en beneficio propio con empresarios o desarrolladores. Esta estrategia debería ser utilizada para recaudar y canalizar fondos públicos hacia proyectos destinados al mantenimiento y la mejora de las ciudades.

El panorama urbano contemporáneo se presenta como un entramado complejo de fragmentos, donde las ciudades evolucionan bajo la interacción constante entre la posmodernidad y las políticas económicas de rendimiento. La planificación urbana, en manos de intereses privados y la poca acción del estado para regular y ordenar las ciudades, requiere una reflexión profunda con acciones inmediatas.

error: Contenido protegido.