Las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo, cambiando la forma de ver y de hacer las cosas. Uno de los inventos que marca un antes y un después es la impresora 3D, que se encuentra en nuestro país desde comienzos de 2014 aproximadamente y es comercializada por 3D Printing (división de J. Fleischman).

Módulo-Echoviren

La compañía americana 3D Systems, una de las más grandes de su rubro, está representada oficialmente en el país por J. Fleischman quienes fueron los primeros en introducir al mercado nacional las impresoras 3D.

“Básicamente lo que nosotros hicimos en J Fleischman y la división 3D Printing es estudiar este mercado, ver cuál es su futuro. Y es increíble, inmenso. Y como siempre la línea de J. Fleischman fue: tecnología de punta acá, ahora, al mismo momento que todo el resto del mundo”, expresó Jack Fleischman, director de la firma.

La impresión 3D también llamada manufactura aditiva -según cuenta Fleischaman- posee varias ventajas y beneficios: entre ellas facilitar el trabajo, reducir costes y poder tener en la palma de la mano lo que antes era impensable que salga de una impresora.

“Cubre una inmensa área de utilidades, desde juguetes, para que los niños se vayan compenetrando con lo que es 3D, hasta prototipos para fabricar matrices para inyecciones, modelos para una fábrica de zapatos. O para producir un solo producto. Hasta hoy el diseñador industrial, que estudia en la universidad, y tiene el software, esto no podía hacer. El Paraguay y el mundo se tenían que limitar”, expresó.

Citó diferentes sectores en los que la impresora puede incursionar, entre ellos se destacan: moda, diseño, arquitectura, educación, salud, industria, construcción, entre otros.

“Es infinito lo que se puede hacer: prótesis dentales, matrices para inyección de joyería. También se pueden hacer cosas flexibles. O se puede utilizar en medicina, a partir de una radiografía computarizada o pueden hacer juguetes, puede hacer el plano de una planta industrial, edificio, una casa o un departamento”. Asimismo, se pueden imprimir prototipos que servirán a los fabricantes para diseñar, evaluar y examinar sus productos antes de lanzarlos al mercado.

Lo que antes se hacía de manera artesanal y únicamente se podía hacer en cantidades establecidas, hoy está cambiando con la impresión 3D.

Fleischamn aseguró que en este proceso es clave el diseñador, sin embargo también existe una gran cantidad de bibliotecas y comunidades en la red donde uno puede descargar imágenes e imprimirlas.

CAMBIOS

Por otra parte, el entrevistado comentó que, según analistas, el futuro de la impresión 3D va a cambiar hasta el modelo económico en el mundo.

“Para qué tengo que traer un producto de China o Estados Unidos al Paraguay, cuando lo que puede viajar es el archivo y lo puedo imprimir aquí, reduciendo costos, reduciendo cantidades mínimas y personalizando a la necesidad directa de la persona”, declaró.

Poco a poco la empresa está mostrando al mercado lo que se puede hacer con la impresora 3D. “Estamos generando más y más la conciencia, a nivel colegios y universidades. Buscamos que a través de los niños, el desarrollo y la educación de estos, el 3D se empiece a convertir en algo intuitivo, fácil de hacer”.

Prosigue diciendo que dentro de algunos años tendremos la misma cantidad de diseñadores 3D como diseñadores gráficos. “La facilidad de crear un producto va a ser muy rápida. Pero es un proceso de educación y de concientización de la gente de que el producto existe”.

SERVICIOS

Actualmente J. Fleischman tiene más de 8 mil equipos instalados en el mercado paraguayo de impresión, escaneo, etc. Todas las máquinas que ofrece la empresa lo hace a través del sistema denominado Leasing y bajo contrato de mantenimiento, de soporte y de capacitación.

“Siempre proveímos las máquinas, todo el sistema, el asesoramiento, el conocimiento, la instalación, el servicio técnico, la capacitación, el trabajar con el cliente para que la máquina le dé satisfacciones y funcione. Para eso, nosotros tenemos el leasing, que es una forma de comprarlo a 36 ó 48 meses y es una especie de alquiler que incluye en la cuota mensual todo”, explicó.

CENTROS DE IMPRESIÓN

La compañía J. Fleischman normalmente no realiza servicios de impresión, pero hasta tanto las primeras máquinas estén instaladas en los centros dedicados al rubro, ellos tienen las puertas abiertas para las personas que quieran conocer más.

La empresa Copipunto ya adquirió una máquina para prototipado y dentro de muy poco tiempo empezará a proveer el servicio y en ese momento en J. Fleischman dejarán de hacerlo.

De la misma forma, el director indicó que hay negociaciones con fábricas de plásticos, con diseñadores que quieren hacer productos diferentes.

También han contactado con ellos empresas de ingeniería civil, constructoras, empresas que fabrican barcos, barcazas y astilleros para la adquisición de los equipos.

NOVEDADES

En poco tiempo, J. Fleischman recibirá un nuevo modelo de impresoras llamado CeraJet. Creado especialmente para imprimir platos y tazas.

A fin de año se lanza otro tipo, ChefJet, permitirá imprimir chocolate y azúcar

Fuente 5dias

Autor/es:

Loading Facebook Comments ...
Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...