Esta mañana después de la lluvia nocturna amaneció un domingo espectacular para visitar la expo y conocer las nuevas propuestas arquitectónicas y comerciales de la feria mas importante de nuestra capital.


Luego de hacer una fila sin sentido porque estaba habilitado un solo molinete, habiendo 5 instalados, nos introducimos en la tan afamada expo 2011.


Uno llega a la expo con su familia tratando de relajarse, y disfrutar de las novedades del mercado, de los nuevos olores de la genética animal, la calidad visual de las exposiciones, las novedades tecnológicas, pero todo lo contrario.

El bombardeo de publicidad, cartelería, folletería, ruidos vacíos, locutores, reggaetón, y por ultimo ni un solo stand que encandile, intrigue, y merezca la pena conocerlo espacialmente, hicieron que este viaje sea mas estresante que tratar de salir de asunción en horas pico.

Uno llega a la expo con su familia tratando de relajarse, y disfrutar de las novedades del mercado, de los nuevos olores de la genética animal, la calidad visual de las exposiciones, las novedades tecnológicas, pero todo lo contrario.

Ausencia de creatividad, mala calidad, vacío, ruido, estrés, pánico fue mi percepción al recorrer la expo 2011.

¿Que pasa con la arquitectura y diseño en la expo de Asunción?

¿Acaso no es la oportunidad ideal para dejar volar nuestra capacidad creativa como arquitectos?
¿Son tan cerrados los empresarios que no salen de lo clásico y tradicional?

¿La imagen corporativa es tan cegada que somete a la arquitectura y al diseño obtuso y banal?

¿Las inversiones?

¿Los tiempos son el problema?

¿Donde quedaron las pieles, los reciclados, las nuevas técnicas constructivas, los materiales alternativos, las formas, la metáfora, la luz?

¿Es necesario un suntuoso presupuesto para dejar volar el diseño?, la arquitectura se puede materializar con botellas, con pallets, con adobe, con chapa, bambú, ladrillo inclusive, con materiales de bajo presupuesto, en vez de utilizar tanto blindex, aluminio, acero inoxidable, perfiles, que cada día hacen a una arquitectura lavada, que no solo perjudica al entrono, a la ciudad, sino al mismo comercio que no logra diferenciación, ley fundamental en el marketing.

Conozcan buscando en Google la importancia que tienen los pabellones de las exposiciones internacionales, o en diferentes portales de arquitectura internacional, los premios internacionales están detrás de estos emprendimientos. Porque no podemos pensar la arquitectura comercial desde la cultura, la técnica, los sentidos, el arte, cobremos más dinero por los anteproyectos, dediquemos más tiempo sudor y lágrimas, no se puede perder semejante oportunidad de crear espacios, formas y experimentar con nuevas técnicas constructivas en estas ferias que aunque efímeras contribuyen categóricamente a la innovación arquitectónica de nuestro país.

Yo se que hay muchos arquitectos/as que se deben haber quedado con las mejores ideas debajo de la manga por la supremacía de directivos intratables y soberbios, ¿de todas formas esto justifica?

Mi opinión no es con el afán de ofender a nadie sino de crear una crítica constructiva para un mejor futuro en la arquitectura comercial de nuestro medio.

Nicolás Morales
Para www.arquitectos.com.py

Autor/es:

Loading Facebook Comments ...
Te gustó el contenido de este sitio? Suscribite aquí y recibirás períodicamente las nuevas publicaciones en tu e-mail.

Vea también...